martes, 4 de diciembre de 2012

Turismo en Provincia de Hato Mayor, El Valle, Sabana de la Mar

Hato Mayor busca vender su desarrollo turístico con la “Ruta del Chocolate”, los cítricos, la ganadería, saltos de agua y cavernas-


Trapiche El Coco está siendo visitado por muchos turistas que saborean el néctar de la caña hecho guarapo y melao
Manuel Antonio Vega
HATO MAYOR.- La producción de cacao orgánico que caracteriza a esta provincia y comunidades vecinas, así como la ya famosa “Ruta del Chocolate”, que moviliza a cientos de turistas nacionales y extranjeros, proyectan a esta ciudad como la ideal para la explotación del ecoturismo y turismo sostenible en la República Dominicana.
Es por ellos que el proyecto Marca Provincia, que impulsa el vice ministro de turismo Luis Simó, revela que Hato Mayor cuenta con varias rutas ecoturísticas  que resaltan  la producción de ganado,   de naranjas, la extracción del ámbar, las cuevas, saltos de agua, el trapiche, así como las fiestas  típicas de atabales y el Rodeo de Caballos.
El copioso follaje que permiten al turista desplazarse sin los rayos del sol parecen interminables debajo las plantaciones de cacao, dando notación de que la naturaleza ha proveído a esta provincia de atrayentes zonas que encantan a quienes buscan respirar aire puro y conocer de la historia del cacao.
La Ruta del Chocolate, promovida dentro del proyecto de marca provincia “Sácale el Jugo a Hato Mayor”, presenta y exalta los embrujos de la madre naturaleza, que al parecer dio más bellezas naturales a esta provincia del Este del país.
El cacao es tenido en esta zona del país como la “Alcancía del Pobre”, ya que cualquier totoleo o el ratonero, permite hacer el dinero de comer por varios días en cualquier casa campesina.
El Tour del Chocolate inicia en centro de acopio de la Confederación de Cacaocultores Dominicanos (CONACADO), ubicada en el ala sur del sector Villa Ortega, en la carretera Hato Mayor-Vicentillo, donde aprende el proceso de secado por el sistema de fermentación, que consiste dejar tilar el agua al grano y luego ponerlo al calor por varios días.
De entrada, los turistas son recibido con una jarra de chocolate caliente del tipo orgánico y hecho artesanalmente, sin adictivos.
Héctor Romero, coordinador del proyecto turístico explica que en la zona hay unos 2 mil productores, organizados en 26 asociaciones, que forman parte del Grupo Conacado, que exportan su cacao a varios continentes.
La entidad apoya a los productores, como créditos, logísticas y asistencias técnicas, para garantizar la calidad del grano aromático, que es lo que garantiza un mercado seguro en Estados Unidos e Europa.
Cuando no hay suficiente luz solar, el cacao es secado a leña en máquinas.
Ya en la finca se aprende la aplicación de abono orgánico  y características del cultivo.
Cristóbal Mejía Laureano, con más de 40 años como productor de cacao, es quien explica las bondades del cacao orgánico y lo que implica para ser humano tomar chocolate con esa característica.
Su finca, ubicada en la comunidad de Rancho Chiquito, es parte de la  “Ruta del Chocolate
En la finca de Mejía se aprende a tumbar, recoger y picar el cacao, para llevarlo a los centros de acopios.
El tour termina en la  Asociación de Mujeres Esperanza Unidas de la comunidad de Yabón, donde  decenas de socias trabajan en el procesamiento de vinos y mermeladas  de cacao y chocolate tipo artesanal, que se hace en bola.
Ya la asociación de mujeres cuenta con maquinas para la fabricación de bombones, que venden en los hoteles turísticos de Bávaro, Juan Dolio y supermercados de Higüey, La Romana, Hato Mayor y San Pedro de Macorís.
Durante el tour, turistas y visitantes puede adquirir piezas artesanales  preparadas por el grupo.
La Ruta del Chocolate ya es tan famosa, que al año están llegando a esta zona hasta 2 mil turistas, así como excursiones de universidades y colegios de otros puntos del país.
Los pastizales, ríos y praderas que bordean a la ecoturística provincia de Hato Mayor, son parte de los encantos naturales que adornan a esta laboriosa e histórica ciudad.
LAS CAVERNAS
Cuenta esta ciudad con decenas de cavernas, unas en plena explotación turística como la de Fun Fun, pero otras como la de Tuningo, Doña Ana, Moña Gorry, El Prieto, y las ubicadas en la zona de amortiguamiento del parque Nacional Los Haitises, que no se han explotado por la falta de promoción y los deplorables de los caminos de accesos.
Pero la Fun Fun con más de cuatro kilómetros explorables, constituye una de las bellezas naturales más atrayente del turismo de aventura de la República Dominicana.
RUTA DEL TRAPICHE
La molienda artesanal del guarapo y el melao de caña representa un ícono para Hato Mayor con el Trapiche El Coco, donde los turistas pueden saborear el néctar de la caña, extraído por los rolos de gruesa madera, impulsado por la tracción de bueyes.
La familia Cueto lleva más de 120 años de generación en generación haciendo del guarapo un encanto al paladar de cientos de personas que se desplazan a conocer el histórico ingenio artesanal.
El Coco está ubicado a unos 7 kilómetros al sur de Hato Mayor, en el distrito municipal de Mata Palacio
CITRIOCOS Y GANADO
Históricamente la ganadería ha sido un pilar de economía de esta ciudad y el nombre le deviene precisamente por ser el hato mayor del Rey Carlos V de España, dedicado al pastoreo de animales.
Es quizás por esa razón la que hacen a Hato Mayor la provincia mayor productora de ganado de la región Este, aportando más de 300 millones de pesos anuales al Producto Interno Bruto (PIB) y facilitando que turistas se internen en los pastizales a tirarse fotos para postales.
SALTOS DE AGUA
El Zumbador, El Jobo, Yanigua son los saltos más populares y visitados en esta provincia, porque al caer se parecen sábana de agua que sirven de sauna al cuerpo humano.
Los tres saltos están ubicados en comunidades del municipio de El Valle, distantes a 33 kilómetros al norte de Hato Mayor
También cuenta con los parques acuáticos Rancho Doña Cayita, Colinas del Rey y Caño Hondo, este último en el costero municipio de Sabana de la Mar, que son remanso de paz para el disfrutes y deleites de turistas nacionales y extranjeros.
HISTORIA
Fundada hacia el 1520 por el alférez de navío, Francisco Dávila, que instituyó el Mayorazgo de Dávila hacia el 1518, esta ciudad fue elevada a la primera provincia ecoturística de la República Dominicana en los albores del presente siglo, cuando en el 2002 se aprobó la Ley 77.02 que la elevó a esa categoría por una iniciativa del ex senador, Iván Amílcar Rondón Sánchez.
La propia ley dejó instituido el Consejo de Desarrollo Ecoturístico de Hato Mayor (CODEPRHAM), organismo destinado a recibir los fondos para la construcción de los paradores ecoturísticos, así como reparar los senderos y rutas que llevan a los proyectos ecoturísticos establecidos.









De: atacando.net
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada